La escuela N°148 de Orán, en Monteros, celebró su centenario

Comenzaron las instancias de debate por circuito del Parlamento Juvenil Mercosur
1 septiembre, 2017
Niños y jóvenes despertaron sus vocaciones con INNVOC
1 septiembre, 2017

La escuela N°148 de Orán, en Monteros, celebró su centenario

La escuela N°148 de Orán, en Monteros, celebró su centenario. Del acto participaron el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer; la secretaria de Estado de Gestión Educativa, Isabel Amate Pérez; la directora de Educación de Monteros, Graciela Aldonate, la presidenta del Consejo Deliberante de Monteros, Estela del Moral  y el comisionado Comunal de El Cercado, Jorge Fabián Juárez. 

Durante la jornada se descubrieron placas alusivas al centenario, tocó la banda municipal y hubo números alusivos que siguieron de cerca los alumnos, docentes, las familias y los ex alumnos de la institución.

Jorge Fabián Juárez, delegado de la Comuna Rural del Cercado, destacó: “Estoy muy contento de estar compartiendo acá. El ministro de Educación puso todo para que esto se realice y también el ministro Regino Amado. En esta humilde escuela, por ser humilde no quiere decir que la educación sea menor. Los chicos se prepararon con alegría, con entusiasmo”.
Verónica Pirlo, docente de la escuela agregó: “La escuela nunca estuvo tan llena de gente. Los chicos, la familia con mucha participación, trabajamos en conjunto. Estamos muy entusiasmados por los festejos de los 100 años. El desafío es seguir creciendo en educación, con la gente”.

Celeste Alurralde, docente de Nivel Inicial comunicó: “Muy contentos, para toda la comunidad tantos años. Para la comunidad educativa es muy grato. En las zonas estas la gente es muy humilde, nos acompaña. Cumplir 100 años es una gran emoción para todos especialmente para quienes pasaron por esta escuela. El desafío es seguir y pensar en el futuro de los niños. Que ellos salgan de esta escuela con una meta, un propósito”.
Liliana Sosa, cocinera de la escuela y mamá de un alumno dijo: “Estamos celebrando los 100 años. Trabajar en esta escuela es un orgullo. Vengo a las 8, preparo el desayuno a los chicos y luego a la comida. Los chicos están bien contentos”.