Niños y jóvenes despertaron sus vocaciones con INNVOC

La escuela N°148 de Orán, en Monteros, celebró su centenario
1 septiembre, 2017
En el Tinta Nakuy se exhiben las otras del Concurso «Juventudes Sanmartinianas»
4 septiembre, 2017

Niños y jóvenes despertaron sus vocaciones con INNVOC

En el Centro de Innovación del Ministerio de Educación de Tucumán, se llevaron adelante las actividades correspondientes a INNVOC, el programa que busca despertar vocaciones. Participaron niños y jóvenes de las escuelas General Gregorio Aráoz de Lamadrid (Gastona Norte, Chicligasta), Nuestra Sra. Del Rosario de Nueva Pompeya, Nº139 Ramón Leiva Lezana (Acheral), Dr. Ramón Araujo, Niñez Tucumana (Alderetes- Cruz Alta) y el Instituto de Altos Estudios.
En el Espacio Paleo, los estudiantes pudieron ver la prehistoria en el Museo Interactivo. Estudiaron a los Dinosaurios que habitaron América Latina, sus hábitos y características particulares, luego los vieron de cerca en el Taller del Museo, donde aprendieron como es el proceso de construcción de las réplicas de esos especímenes.
Presenciaron el trabajo de los escultores, conocieron técnicas de modelado para realizar ellos mismos sus propias obras.
En el Espacio de Tecno Ciencia se divirtieron dándole vida a robots y dinosaurios en “realidad aumentada”.
Los estudiantes conectaron los cables correctos y pusieron en marcha mecanismos eléctricos de luz y sonido en el Laboratorio de Física, poniendo en práctica todos estos conocimientos, desarrollaron sistemas eléctricos, simples y en serie, a través de simuladores virtuales.


Tomando conciencia del cuidado del medio ambiente, conocieron la constitución de los paneles solares y el funcionamiento de estos mecanismos alternativos.
En el Laboratorio de Química-Biología, observaron, describieron y tomaron conciencia
sobre el cuidado del agua, la contaminación ambiental y la vida saludable. Luego conocieron el proceso que se realiza para obtener Agua Destilada y manipulando destiladores, lograron transformar agua contaminada en potable.
También, analizaron el ADN a través del microscopio, vieron su constitución y lograron identificar los glóbulos rojos. Experimentaron con los latidos del corazón, hicieron actividad física y describieron los cambios en la aceleración de las pulsaciones.
La creatividad se puso en juego en la biblioteca, donde se inventaron historias. Para vencer la vergüenza, entre amigos se animaron a contarlas, usando disfraces de la literatura clásica. La consigna del espacio es jugar y a través de la imaginación crear y compartir buenos momentos entre amigos.