La Calidad Educativa no conoce de sacrificios: docentes tucumanas viajaron a lomo de mula para tomar evaluación

La Escuela Media Gobernador Piedrabuena contó su historia en un espacio de memoria
9 noviembre, 2017
Conocé a Manuel Brito Casares, el niño tucumano que se quedó con las Olimpíadas de Matemáticas
10 noviembre, 2017

La Calidad Educativa no conoce de sacrificios: docentes tucumanas viajaron a lomo de mula para tomar evaluación

Claudina Marcial y Pilar Bellido eligieron la docencia hace ya varios años y si bien la educación las llevo por distintos rumbos, todos los caminos las condujeron a un mismo destino: la Escuela Nº350 de San José de Chasquivil. El trabajo anónimo que llevan hace poco más de siete años, tomó relevancia en las últimas horas en los medios de comunicación.
La imagen es elocuente. Niebla espesa, espaldas cubiertas con impermeables, copiosa llovizna y dos mulas que sirven de transporte pintan el paisaje. Claudina y Pilar hacen ese recorrido cada semana de marzo a diciembre, mientras se desarrolla el ciclo lectivo, sin embargo ahora fueron noticia porque se trasladaron a lomo de mula durante 12 horas para hacer llegar las pruebas Aprender a quienes corresponda.
“Yo soy originaria de Amaicha del Valle. Nos trasladamos siempre a lomo de mula entre 8 y 10 horas. Salimos a las 9 de mañana y llegamos tipo 19. La jornada empieza a las 7 de la mañana y los chicos hacen entre dos o tres horas, algunos a caballo y otros caminando. Trabajamos hace siete años y tenemos una matrícula de 17 alumnos”, comentó Claudina.
Pilar por su parte agregó: “Estoy orgullosa de mi profesión, de enseñar en alta montaña. Esto que nos pasó ayer de bajar con las pruebas de calidad educativa, me hizo pensar que somos del uno por ciento que representamos las docentes de alta montaña.  A nosotros el amor nos llena el alma. No hay cosa más gratificante que nuestra vocación”. En ese mismo sentido ambas destacaron la importancia de haber recibido la visita del ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer tiempo atrás. “Hemos dado tanto por esa escuela y que nos digan esas palabras dan muchas ganas de seguir trabajando”, dijo Claudina. Por su parte, Pilar finalizó: “Los docentes de alta montaña a veces no podemos llegar a las capacitaciones, pero nos hace llegar las capacitaciones a la escuela”