Tucumán se postuló para regresar a las pruebas PISA en 2018

Educación y Seguridad trabajan para proteger las escuelas
3 enero, 2018
Los albergues educativos habilitaron sus colonias de verano
4 enero, 2018

Tucumán se postuló para regresar a las pruebas PISA en 2018

Tucumán se ha postulado voluntariamente para participar de las pruebas PISA con una muestra representativa de su jurisdicción, más allá de la muestra nacional. El ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer anunció la postulación: “Esta decisión política de Tucumán privilegia la calidad educativa. La calidad educativa es evaluación y preparación y se hace conjuntamente entre docentes y alumnos. Somos la única provincia que tiene la Dirección de Calidad Educativa y la Evaluación Multinivel. Hemos sido la primer provincia en implementar la Evaluación Provincial, tenemos las evaluaciones nacionales Argentina Enseña y Argentina y Aprende. Tucumán toma la delantera en el sentido de presentarse voluntariamente a la evaluación, esto es presentar los papeles para presentar a la evaluación. La tendencia es positiva, pero nunca nos podemos conformar: hay aspectos por mejorar, otros que ya hemos mejorado. La calidad que es para todos o no es calidad, que respeta la calidad internacional y el color local. Lo hace con docentes y alumnos y con preparación. Con el programa Formar para los docentes y de Apoyo a las Trayectorias Escolares para los alumnos, hacemos la calidad”.
El Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes o Informe PISA (por sus siglas en inglés: Programme for International Student Assessment), es un estudio llevado a cabo por la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico), una organización intergubernamental que reúne a 34 países comprometidos con las economía del mercado y con sistemas políticos democráticos, que en su conjunto representan el 80% del PBI mundial.

Las pruebas PISA, miden el rendimiento académico de los alumnos en matemática, ciencia y lectura. El objetivo es proporcionar datos comparables que posibiliten a los países, mejorar sus políticas de educación y sus resultados.
El estudio se basa en el análisis del rendimiento de estudiantes de 15 años, a partir de exámenes estandarizados que, desde el año 2000, se realizan cada tres años en diversos países.