Fernanda Pallares, jugadora de básquet adaptado, fue destacada como Orgullo Tucumano

FORMAR lanzó un trayecto de formación en Educación Inclusiva
7 junio, 2018
Los chicos podrán disfrutar de los partidos del Mundial en la escuela
8 junio, 2018

Fernanda Pallares, jugadora de básquet adaptado, fue destacada como Orgullo Tucumano

La jugadora tucumana de básquet adaptado Fernanda Pallares, fue recibida por el Ministro Juan Pablo Lichtmajer, quien la distinguió como Orgullo Tucumano. Fernanda además, es miembro de la Selección Argentina de Básquet sobre Silla de Ruedas y próximamente formará parte del campeonato mundial. Del encuentro también participaron la coordinadora de la Modalidad de Educación Física, Liliana Jenks y la familia de la joven.

El programa Orgullo Tucumano se enmarca en una política sistemática de valoración, respeto y proyección de la cultura, los valores y la inspiradora potencia de nuestra juventud y de los tucumanos en general que se destaquen por el ejercicio de los valores humanos, solidarios, cívicos y democráticos; en el aporte al conocimiento y al desarrollo científico y tecnológico; en la contribución a logros educativos, deportivos, artísticos y culturales.

Fernanda Pallares, dijo: “Hoy me distinguieron como Orgullo Tucumano por jugar al básquet sobre silla de ruedas. Para mí fue un orgullo recibir esto y tener el apoyo del Ministro. Contarle mi historia a los chicos de las escuelas. El básquet surgió hace ocho años, gracias a una entrevista, va a estar la Selección de Básquet en Sila de Ruedas en Tucumán. Estoy bien entrenada mental y físicamente. Es muy emocionante representar a Tucumán en el mundo, me siento muy orgullosa, es lo más”.

Antonia del Carmen Barraza, madre de la joven, señaló: “Estoy muy orgullosa de que la hayan llamado. Nosotros estamos muy orgullosos y agradecidos de lo que ella hace y su vida. Estamos muy contentos de estar en esta charla”.

Pablo Pallares, papá de Fernanda, agregó: “Con humildad, esfuerzo y perseverancia todo se puede. Gracias a Dios me dio esta satisfacción mi hija. Yo soy orgulloso por lo que le toca vivir. Yo puedo ver entrenamientos, me invita a Buenos Aires. Soy papá de ocho hijos, humilde, trabajador y ellos tienen que seguir los mismos pasos. Siendo santiagueño ya me siento un tucumano más”.