La Escuela Técnica N° 2 Obispo Colombres se quedó con la beca Desafío Eco YPF 2018

Inicia el II Congreso Internacional de Educación
24 agosto, 2018
UNICEF entregó equipamiento para 16 escuelas secundarias de Tucumán
24 agosto, 2018

La Escuela Técnica N° 2 Obispo Colombres se quedó con la beca Desafío Eco YPF 2018

En el marco del Proyecto Desafío Eco YPF 2018 «La Creatividad Estudiantil como Propuesta Didáctica para la Enseñanza de las Energías Renovables» -concurso destinado a escuelas técnicas de todo el país para la obtención de una beca por provincia para el desarrollo de autos ecológicos – La Escuela Técnica N°2 Obispo Colombres perteneciente al Ministerio de Educación de Tucumán fue la institución ganadora de la provincia en esta Edición.

De esta manera, el equipo de dirección técnico-pedagógico compuesto por los docentes Marcos González, Luciano Dulor, Luis Bravo y Manuel Cabrera; y los alumnos Juan Cassoni, Monteros Villagrán, Luis Díaz, Ariel Bolomo, Matías Montti e Ivo Sotomayor, fueron los ganadores del concurso con orden de mérito n°9 de las 24 jurisdicciones.

«Nuestra Institución ya participó anteriormente en esta competencia, en los años 2014 y 2015, pero este año tiene un toque especial ya que para poder ingresar a la competencia había que participar en un concurso en donde teníamos que presentar un proyecto» manifestaron los docentes coordinadores.

Asimismo, el equipo que forma parte de la cartera dirigida por Juan Pablo Lichtmajer, comentó que es necesario recurrir a prácticas reales para fundamentar, comprender y transformar la teoría educativa; en tanto que este proyecto permitirá a los estudiantes analizas enfoques teóricos prácticos en lo que concierne a la elaboración y uso de energías renovables: «No caben dudas que los procesos industriales han experimentado grandes cambios, desde el desarrollo artesanal, pasando por la revolución industrial hasta llegar a la época actual, donde la incorporación de la informática y otros sistemas productivos han desplazado en gran medida el trabajo manual del hombre y con esto a la contaminación ambiental que producen todos estos avances. Por ello, es necesario, referirse al agotamiento de los recursos energéticos fósiles. Los comportamientos sociales en nuestro país  no muestran una real comprensión del problema; seguimos construyendo vehículos que queman cantidades crecientes de petróleo, sin tener en cuenta,  las previsiones de su agotamiento, ni tampoco los problemas que provoca su combustión o el hecho de que constituye la materia prima, en ocasiones exclusiva, de multitud de materiales sintéticos (fibras, plásticos, cauchos, medicamentos)».

Y finalizaron: «Como docentes coordinadores del proyecto, pretendemos desde la educación técnica que los alumnos comprendan a la tecnología como un proceso de transformación e integración entre diversas actividades, de las cuales un  procedimiento característico de la tecnología es el desarrollo de ‘Proyectos Tecnológicos’, que permiten satisfacer diversas necesidades mediante la realización de ‘Productos o Servicios’. Nuestro proyecto se inscribe como una experiencia pedagógica de aprendizaje en ‘Investigación, Elaboración y Uso Eficiente de Energías Alternativas aplicadas en a la Industria Automotriz’ y apunta básicamente a propiciar un aprendizaje participativo y colaborativo entre los alumnos de las diferentes especialidades de nuestra Institución  y ofrecerles la oportunidad de tomar contacto con la realidad y aplicar allí los conceptos que aprenden en la escuela».