Estudiantes de la Escuela Técnica Nº1 contaron su paso por la Olimpíada Argentina de Robótica

Con un mural, Educación se adhirió a la campaña “Pinta el mundo de naranja: #EscuchameTambién” contra la Violencia
28 noviembre, 2018
Lichtmajer participó de la inauguración del Complejo Deportivo y Recreativo de ATEP
29 noviembre, 2018

Estudiantes de la Escuela Técnica Nº1 contaron su paso por la Olimpíada Argentina de Robótica

La olimpiada Argentina de Robótica y Feria Nacional de proyectos Robóticos es una liga organizada por la Universidad Abierta Interamericana (UAI) y los coordinadores argentinos de la Robocup y se desarrolla todos los años en diferentes lugares del país.

Para poder participar de esta competencia, que se realiza desde el año 2000 y Tucumán participa desde hace dos años, se debe superar la instancia provincial denominada LigaBot, organizada por la Coordinación de Educación Digital en el Centro de Innovación.

Las Olimpíadas consisten en desafíos de distintas características que deben resolverse con robots con las condiciones que se presenten en el reglamento de cada año. Además hay una Feria que consiste en una exhibición de proyectos educativos relacionados con tecnología, de robots autónomos, dispositivos de control automatizado y artefactos mecánicos.

Este año, Tucumán se destacó en el certamen con la participación de Abigaíl Carrizo, Aldana Soria y Enzo Rodríguez, estudiantes de 5º y 6º año de la orientación Técnicos de la Escuela Técnica Prof. Rafael Marino de Tafí Viejo; quienes tuvieron la supervisión del profesor Miguel López.

En esta oportunidad, el equipo explicó que participaron en dos competencias en donde obtuvieron el tercer premio y el segundo en otra. Estas fueron:

Rescate a la víctima: “Rescatando al robot Ryan”

“Consiste en un pequeño laberinto formado por habitaciones, pasillos y lo que se llama la zona roja, que es donde se encuentra la víctima. El robot de rescate debe recorrer  desde la entrada al edificio  hasta la zona roja, encontrar a la víctima y dejarla en un lugar seguro. Cada equipo tiene dos pasadas por la arena (recorrido que debe hacer), considerando sólo el mejor puntaje de las dos pasadas.  El orden de participación de los equipos es determinado por sorteo antes del comienzo de la competencia. Cada robot debe cumplir con la reglamentación vigente en la competencia. El robot ganador es el que mejor cumple la misión y  en el menor tiempo. Resultamos en esta categoría terceros”, contaron.

Robot Sumo

“Se divide en dos categorías. Consisten en una lucha entre dos robots autónomos que se realiza sobre un área de combate (también denominada Ring o Dhoyo). El objetivo de cada robot es lograr sacar al robot oponente fuera del Ring (área de combate). Resultamos segundos en la competencia Sumo Avanzado”, agregaron.

Por otra parte, las alumnas y alumno comentaron que, como en toda competencia, tuvieron sus contratiempos: “Uno de los principales inconvenientes es que no se consiguen todos los componentes que se necesitan para la competencia de este nivel. Hay que hacer traer de Buenos Aires y esto reclama tiempo y dinero. Entre ellos podemos  mencionar las ruedas, ya que no conseguimos las apropiadas, terminamos reciclando de algunas impresoras viejas que nos facilitó un docente de otra escuela y de una casa de comercio. Esta experiencia nos enseñó la importancia de reciclar”. Por otro lado, agregaron:En la escuela no contamos con una pista de prueba ni un ring de combate por lo que para hacer mejores pruebas y ajuste debíamos ir hasta el CIIDEPT para poder practicar”.

“Empecé este año con un curso de robótica que se llevaba a cabo en la técnica 5 y me explicaron qué era un arduino, un microcontrolador, me fue interesando mucho el tema de robótica. Después empezaron los cursos en el ciidept y con mis compañeros tratamos de ir a averiguando cosas nuevas. Tuve la suerte de que cuando fue la competencia en Tucumán con el ciidept salió en primer lugar, tuve la oportunidad de viajar a Buenos Aires. Nunca había viajado a Buenos Aires y mucho menos en avión, fue una experiencia muy linda para mí, nunca imaginé sacar segundo y tercer puesto. Aprendí cosas nuevas y pude ver qué es lo que se necesita para llegar a puestos más altos, el año que viene tengo grandes expectativas”, expresó Abigaíl Carrizo en relación a este camino.

Aldana Soria, opinó: “Fue algo muy interesante porque compartimos con muchos colegios de otras provincias, fue algo entretenido y cansador porque estuvimos muchas horas armándolo y compitiendo, gracias a mis compañeros llegamos al segundo puesto”.

Enzo Rodríguez, cerró: “Fue una experiencia muy buena porque aprendimos muchísimo tanto en el armado como la programación, este año estuvimos avanzando muchísimo en nuestro robot. Estoy orgulloso de haber obtenido el segundo puesto en la competencia nacional y haber dejado muy bien a nuestro colegio”.