El Gobierno de Tucumán trabaja en la Concientización del Autismo

Lichtmajer: “Somos la gestión de la titularización docente”
1 abril, 2019
El barrio Juan XXIII contará con una escuela técnica
1 abril, 2019

El Gobierno de Tucumán trabaja en la Concientización del Autismo

En el marco del Día Mundial de la Concientización sobre el autismo que fue establecido el 2 de abril, el gobernador Juan Manzur visitó el Centro Educativo Terapéutico San Martín de Porres perteneciente a la fundación ANIA (Fundación Ayuda para el Niño con Autismo), en Yerba Buena. De la visita también participaron los ministros de Educación, Juan Pablo Lichtmajer; de Desarrollo Social Gabriel Yedlin y de Salud, Rossana Chahla. En el lugar fueron recibidos por Diego Tarkowski, representante legal del centro.
En la recorrida, las autoridades supervisaron el avance de obras del “Pequeño Hogar” y la ampliación del sector educativo, un espacio para que residan de forma permanente 16 personas con autismo en edad adulta y puedan autovalerse. Tendrá dos salas diferenciadas, espacios comunes, salón de usos múltiples, comedor, lavadero y cocinas. Estos trabajos cuentan con la colaboración de fondos de la provincia.
“Mañana se conmemora la concientización a nivel nacional sobre el autismo y hoy quisimos estar presentes para ver el avance de este grupo de familias que ponen todo para poder seguir y el Gobierno siempre trata de acompañar”, comentó Manzur y en ese sentido agregó: “Este emprendimiento es único en Argentina por la manera en la que está concebido. Esto tiene que ver mucho con la unión de las familias que quieren sumar conciencia en todo lo que tiene que ver con el autismo”.
“Una de las formulas exitosos para el apoyo a las personas con TEA es la alianza entre los profesionales, las familias y el Estado que tiene que apoyar y generar políticas públicas para la inclusión”, subrayó Tarkowski.


Centro Educativo Terapéutico San Martín de Porres
El establecimiento se dedica principalmente al diagnóstico, atención y educación de personas con autismo. La institución brinda educación inicial a niños de entre 3 y 7 años y de educación primaria especial a aquellos entre los 6 y 16 años. Además, cuenta con el servicio Educativo Integral Secundaria Especial para jóvenes de entre 14 y 20 años. Actualmente, concurren a la institución 120 personas desde niños de tres años, adolescentes hasta edad adulta.
El centro educativo-terapéutico sostiene en sus fundamentos que las necesidades de estimulación de la población con autismo no se agotan en la infancia, por lo que atraviesa la educación de sus alumnos mediante tres programas, con el fin de cubrir todos los ciclos vitales: Habilidades Básicas, Educación Especial (articulado con el Ministerio de Educación de la provincia) y de Apoyo para la Transición a la Vida Adulta.
Sobre la fundación
La institución es el resultado de la unión de un grupo de familias que a principios de 2008 se unieron para trabajar juntos en la búsqueda y creación de respuestas para sus hijos con Trastornos del Espectro Autista (TEA) y otras personas con autismo en la Provincia de Tucumán.