Lichtmajer participó de la VIII Jornada por la Paz en el Colegio Almafuerte

Se realizó la instancia provincial de la Olimpíada Internacional de Matemática ATACALAR
30 agosto, 2019
Participá del taller de Fut- Bot en el Centro de Innovación
30 agosto, 2019

Lichtmajer participó de la VIII Jornada por la Paz en el Colegio Almafuerte

El ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, visitó el Colegio Almafuerte para participar de la VIII Jornada por la Paz queorganiza el establecimiento educativo con la finalidad de convocar a la reflexión, concientización y compromiso para lograr la construcción de una sociedad configurada en el respeto a la diversidad.  En este sentido, participaron estudiantes de la Escuela Integral Argentino Hebrea Independencia, el Colegio Ntra. Sra de la Consolación de Concepción, el Instituto Argentino Árabe, y el Instituto Adventista, como representantes de los cuatro credos que conviven en Tucumán.

«Este encuentro que es un clásico que tiene dos valores muy importantes: el primero, Tucumán tiene riquezas naturales, minerales y productivas, pero también una riqueza humana que es su convivencia en la diversidad; somos una sociedad con rasgos pacíficos y hay que cuidar eso. Lo segundo es que este tema está en la agenda de los niños, niñas y jóvenes, que es la convivencia en la diversidad; porque ellos son la fuerza para construir una sociedad mejor. En ellos estamos depositando todo lo que tenemos, entonces como están expuestos a mensajes de división tenemos que estar dando permanentemente esta noble batalla, y agradezco a quienes lo hacen posible. Sin Paz, no hay Educación; sin Educación, no hay Desarrollo; sin Desarrollo, no hay Futuro, es todo una cadena de cosas virtuosas que estamos presenciando acá», reflexionó Lichtmajer.

Por su parte, la directora de Estudio de la institución, Tania Zuco, contó «Es una actividad institucionalizada que forma parte de nuestra cultura, nos preparamos todos los años con actividades previas para la concientización, para que todos sigamos el mismo objetivo. Trabajamos todos los días con los chicos en valores institucionales que queremos que se vean reflejados en cada una de las actividades. Se invitó a chicos de entre 3º y 5º año y se les envió actividades para que trabajen en sus instituciones. Trabajamos la común unión entre los credos, queremos que se imparta la paz en una sociedad».

Las voces de la Fe:

El arzobispo Carlos Sánchez, manifestó «Sabemos que hay un Dios que nos ha hecho hermanos, ese Dios nos aúna y qué mejor que le diálogo para producir la paz en una sociedad tan llena de violencia, incomprensión e intolerancia. Es importante que eduquemos en la cultura del encuentro, diálogo y Paz. Queremos una Patria en unidad y en Paz».

«Este colegio se caracteriza por tener una tradición de hacer trabajar a toda la comunidad educativa por la Paz. Cuando se habla de la paz se habla del futuro. Los niños son el presente y en este colegio se hace real el concepto de inculcarles desde pequeños lo que significa la convivencia con distintas experiencias religiosas. Tenemos ejemplos crueles y actuales, lo que está pasando en el Medio Oriente por muertes simplemente por creer en Dios y destruir lo que se enarbola que es un clima de paz», opinó Rogelio Guanco de la Iglesia Ortodoxa.

Finalmente, el rabino Salomón Nussbaum, valoró «En lo personal me siento muy halagado de haber acompañado todos estos actos. El capital humano es el capital más importante que se tiene, la riqueza y la diversidad es un atributo sumamente importante. Vivimos en un país con potenciales increíbles en todos los sentidos, pero el capital humano es primordial y la educación juega un papel esencial en todo esto. Me alegra de sobremanera que un colegio como este haya asumido esa responsabilidad y me parece que nosotros desde la fe tenemos que respaldar a esto que cada vez se hace más grande y el Ministerio de Educación se plegó con su representante más significativo, esto le da un color más intenso. Esta amplitud vale la pena y tenemos que seguir forjando entre todos que nuestros jóvenes sean más proactivos y que la paz esté, no solamente en el discurso, sino en el gesto y la actitud y que constantemente lo vivan con protagonismo».