Chicos y grandes jugaron y aprendieron con el Cubo Rubik y el Ajedrez

El taller de Diseño Gráfico con Adobe Ilustrator finalizó su ciclo de verano
27 febrero, 2020
Lichtmajer recibió al consejero de Prensa y Cultura de la Embajada de Estados Unidos
28 febrero, 2020

Chicos y grandes jugaron y aprendieron con el Cubo Rubik y el Ajedrez

En el marco de las propuestas recreativas de verano que llevó adelante el Centro de Innovación del Ministerio de Educación, se dio cierre al taller de Cubo Rubik en esta oportunidad también incluyó mesas de ajedrez.

Esta iniciativa permitió que niños, jóvenes y familias aprender Matemática y Lógica de una manera amena y divertida y que usen diversos caminos lógicos que permitan el desarrollo de la creatividad.

Desde el inicio de la gestión del ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, se busca acercar la Matemática a toda la comunidad en espacios extracurriculares y poniéndola en práctica en situaciones de la vida cotidiana

“El Centro de Innovación es el Centro Neurálgico del Ministerio de Educación donde se construye ciencia y se hace conocimiento. En el Cubo Rubik hemos descubierto una herramienta de aprendizaje formidable porque se desarrollan mecanismos de aprendizaje muy importantes: memoria, paciencia, uso de algoritmos; entonces queremos fomentar este tipo de actividades en el aula”, comentó Pablo Sosa, coordinador de Políticas Educativas para la Inclusión Social y agregó: “Desarrollar procesos de aprendizaje y enseñanza a través de diferentes herramientas es llegar al conocimiento”.

Por su parte, Marcos Lauxmann, alumno del Colegio San Francisco y capacitador en Cubo Rubik, señaló: “Vienen chicos y gente grande. Hay quienes ya saben jugar al Cubo Rubik pero vienen porque les interesa competir y vivir la experiencia. Al final de la jornada rescato la alegría de los chicos y eso me motiva a volver para seguir enseñando”.

Finalmente, Leandro, alumno de 7 años de la Escuela Integral Argentino Hebrea Independencia, comentó: “Cuando vuelva a la escuela les contaré a mis compañeros que aprendí a armar el cubo”.