La esperanza de Memoria, Verdad y Justicia vuela en 30 mil grullas

Educación Artística tiene una amplia oferta de talleres y trayectos formativos
22 marzo, 2017
Se realizó el acto por un nuevo aniversario del Día de la Memoria
23 marzo, 2017

La esperanza de Memoria, Verdad y Justicia vuela en 30 mil grullas

Las grullas se convirtieron en un símbolo de paz desde la segunda mitad del Siglo XX, a partir de la historia de una niña japonesa que vivió la explosión de la bomba de Hiroshima. Guiada por la leyenda que asegura que construyendo mil grullas se consigue un deseo, emprendió ese camino en búsqueda de la cura de su enfermedad. Aunque murió antes de lograrlo, nunca se rindió.


Desde el Programa de Educación y Memoria de la Dirección de Asistencia Técnico Pedagógica del Ministerio de Educación, se llevó adelante la iniciativa “30 mil grullas por la Memoria”, buscando darle un nuevo significado a ese símbolo de paz. En la experiencia participaron escuelas de cada rincón de Tucumán en jornadas compartidas por alumnos, docentes y familias.
“Las 30 mil grullas simbolizan los 30 mil desaparecidos durante la última dictadura militar. Sabemos que significan las grullas, que significa Hiroshima y nosotros queríamos darle nuestro propio simbolismo. Las cajas donde nos mandan las grullas también estarán presentes, puesto que fueron construidas especialmente para enviarlas. Vamos a armar una instalación artística en la escuela Fortunata García donde además de colgar las grullas, vamos a armar una especie de espacio de arte con una bailarina y algunos dispositivos para el lugar”, comentó Alejandro Garay, referente Provincial del Programa Educación y Memoria.
Las grullas, provenientes desde distintos puntos de la provincia, luego serán trasladadas al Espacio para la Memoria y Promoción de los Derechos Humanos “Escuelita de Famaillá”, donde permanecerán.

“Lo importante del proyecto es que la hicieron niños, jóvenes y adultos de todas las escuelas de la provincia. La mayoría de las que recibimos fueron de las escuelas del interior que captaron la esencia de la fecha. El balance a nivel institucional es muy fuerte porque los directivos nos dijeron que pudieron tratar el tema de Terrorismo de Estado que es muy difícil de abordar. Además, pudieron trabajar en los cuentos que estaban prohibidos en la dictadura. Para nosotros es muy gratificante saber que se vivió bajo esta consigna: no olvidar pero tener memoria. Cuando terminamos la instalación nos parecía demasiado fuerte saber que cada una de esas grullas tenía la realización un niño de la provincia”, agregó.
Por su parte, Matías Robín, miembro del equipo técnico señaló: “Invitamos a reflexionar sobre nuestro pasado reciente y armar grullas con el objetivo de generar un mensaje de esperanza y recuperar la Memoria en nuestras aulas. En esta nueva intención trata de abordarse la idea de memoria: la democracia, lo colectivo, la libertad de expresión”.
El programa Educación y Memoria trabaja sobre cuatro pilares: Terrorismo de Estado, Holocausto, Malvinas y 30 años de Democracia.

“Mil Grullas”, de Elsa Bornemann