Aulas educativas itinerantes se instalaron para brindar contención en La Madrid

6 de abril: Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz
6 abril, 2017
7 de abril: Día Mundial de la Salud
7 abril, 2017

Aulas educativas itinerantes se instalaron para brindar contención en La Madrid

El Ministerio de Educación que conduce el ministro Juan Pablo Lichtmajer, instaló un aula itinerante para brindar contención principalmente a niños y jóvenes en La Madrid, una de las localidades afectadas por las inundaciones. Allí, equipos de todas las áreas educativas trabajan juntos, tanto para brindar contención emocional como para brindar un espacio lúdico y recreativo para las niños y sus familias.
“Tenemos aproximadamente de 20 a 25 chicos de todos los niveles, desde los 3 años hasta 17. Estamos trabajando con un equipo técnico de cada nivel en el tráiler ubicado sobre la ruta 157. Hicimos taller de animación, rincón de lectura, talleres de música, juegos matemáticos, actividades prácticas y un corto audiovisual. Para los padres significó un espacio de gran ayuda porque pudieron dejar a sus chicos al cuidado nuestro y de esa manera ir a limpiar el barro de sus casas. También trabajamos con algunos padres, con ellos lo principal fue escucharlos y brindarles apoyo”, comentó Carlos Mendizábal del equipo de la Secretaría de Estado de Coordinación, al tiempo que reiteró que las puertas están abiertas para toda la comunidad.

Además se instalará un tráiler de gastronomía en la ruta de acceso a La Madrid para brindar alimentos calientes a los evacuados de esa localidad. La elaboración de la comida estará a cargo de grupos rotativos de alumnos de la Tecnicatura en Gastronomía del Instituto de Enseñanza Superior Famaillá. En un primer momento permanecerá en ese lugar hasta el próximo lunes brindando desayuno, almuerzo, merienda y cena.

“Soy de la localidad de La Madrid, papá de una niña de 6 años que asiste a una escuela de la localidad, estoy conforme porque son varios días que los chicos se desconectaron del ambiente escolar y es importante que se distraigan con actividades. A la instalación del tráiler la veo de diez hasta que retomen las clases y vuelvan a la escuela”, señaló Orlando Gramajo, vecino de la localidad.
Por otro lado, Ana Paula Zurita, que está participando en la coordinación del aula itinerante añadió: “Estoy ayudando a la coordinación del tráiler del Ministerio de Educación. La tarea que realizamos es desde la mañana empezar a buscar a los chicos que andan a la deriva o a las mismas familias que necesitan un lugar para que los niños estén contenidos mientras ellos van a limpiar sus casas. Hay muchas experiencias y situaciones de cada niño en particular, hay algunos que quieren ir a la escuela entonces vienen, quieren tarea. Hay maestros de la zona que los conocen a los chicos y están trabajando acá. Desde lo personal se ve un trabajo de solidaridad muy grande y poder brindarles una ayuda a los chicos desde otro tipo de contención para mí es muy importante. Todo tipo de ayuda suma”.


“Soy señorita de la escuela 71 de La Madrid, soy de Simoca por eso no estoy directamente afectada por las inundaciones pero me hago presente para colaborar y contener a estos niños que están en la ruta. Acá los chicos tienen talleres de pintura, de matemáticas, tienen juegos, talleres de recreación. Se los saca un poco del ambiente de la ruta, están más entretenidos y siguen aprendiendo. Ayer hicimos un relevamiento, los padres lo recibieron bastante bien y esperamos tener más concurrencia en estos días. Los chicos están expresándose, recién se están mirando las sonrisas en los rostros, recién están volviendo a su inocencia, están como si estuvieran en su escuela que realmente la extrañan”, comunicó Beatriz Albornoz, docente de la localidad.
Finalmente, tomó la palabra Mercedes Gramajo, vecina de Monteagudo y docente de Religión. “He pasado con las familias a saludarlas, estuve evacuando en la escuela y fue una situación muy angustiante. Las mamás se expresaron con alegría porque los chicos ahora están alejados de esa angustia vivida. Los chicos están sonriendo, están jugando y también están lejos de la ruta que es un riesgo. Lo que se ha vivido fue muy duro y ver este momentito de frescura hace bien”.