El ministerio de Salud entregó 500 litros de repelente para las escuelas

En el marco de las medidas preventivas en la lucha contra el dengue, que llevan a cabo conjuntamente los ministerios de Salud y Educación, como la fumigación a los establecimientos y el descacharreo, la cartera sanitaria entregó repelente para distribuir en zonas desfavorables.

La entrega constó de 500 litros de repelente a base de citronela, compuesto de 100 bidones de 5 litros.  Se trata de un repelente efectivo, probado por el Ministerio de Salud y totalmente gratuito. Este lote se suma a los más de 100 litros que fueron distribuidos inicialmente por el Ministerio de Educación.

Al respecto, el ministro de Salud Pública, Luis Medina Ruiz, contó que “El señor gobernador Osvaldo Jaldo nos pide siempre trabajar en equipo y justamente esta es una forma de proteger a nuestros niños y docentes. Los repelentes son elaborados en nuestra Farmacia Oficial, con una capacidad de producción 500 litros por día y eso está siendo destinado nuestros servicios, centros de salud y a los pacientes que consultan”, detalló.

Asimismo, el funcionario manifestó que, desde el Ministerio de Salud, Educación, los municipios y las comunas, tienen la función de hacer de las escuelas y su alrededor lugares seguros. “La escuela es un lugar seguro porque ya se hicieron fumigaciones, se evaluó que no existan cacharros, y con los niños protegidos con repelentes se disminuyen los riesgos”.

Sobre el repelente, dijo: “Este es un repelente efectivo, probado por nosotros y totalmente gratuito. Estamos frente a una estabilización de casos de dengue debido al descenso de la temperatura, lo que no significa que cese la reproducción mosquitos, ni el proceso evolutivo de la larva y a mosquito adulto”, enfatizó.

Y añadió: “El mosquito evolucionó, se hizo más resistente, no solamente a los insecticidas, sino también a otras condiciones como el frío o el agua. Habitualmente necesitaba de agua clara para reproducirse, ahora vemos que hay larvas de mosquitos en aguas turbias, es decir que crearon una resistencia a condiciones inadecuadas y es lo que hace que tengamos este problema en la región y en el país”.

Necesitamos que cada niño y cada adulto revise su domicilio, ya que el mosquito cuando está fresco está dentro del domicilio, no en el patio, suele alojarse abajo de la mesa o de la cama, por lo tanto, es muy importante en este tiempo, revisar toda casa, los floreros y cualquier recipiente que pueda contener agua. Allí se alojan las larvas que en pocos días se transforman en mosquitos adultos que van a picar a personas con dengue y lo transmitirán a otras personas”, enfatizó.

Por su parte, la ministra de Educación, Susana Montaldo, detalló que ya diagramaron un itinerario para la distribución de los repelentes en camionetas a escuelas de diferentes zonas, junto a difusores para que sean repartidos en las aulas y además ser aplicados a los niños en la entrada y la salida de los mismos.

Al respecto del criterio de entrega, explicó: “Comenzaremos con la distribución en las zonas más desfavorables, además todas las tardes pasadas las 18 horas continuamos fumigando y realizando el descacharreo en las escuelas. Creo que esto, además de la prevención del dengue, crea una provincia más limpia y la enseñanza de mantener hábitos de higiene dentro de la escuela, que posteriormente los niños lo trasladan a sus casas”, finalizó.