“Las científicas y los científicos van a las escuelas” cerró su 15ª edición

La ministra de Educación, Susana Montaldo, participó del cierre del ciclo 2023 del programa “Las científicas y los científicos van a las escuelas”, que se lleva adelante en un trabajo articulado con la Universidad Nacional de Tucumán con el objetivo de enriquecer el conocimiento científico en las aulas y que cumplió 15 años desde su lanzamiento.

El encuentro tuvo lugar en la Facultad de Bioquímica, Química y Farmacia; y contó con la presencia de la secretaria de Estado de Educación, Gabriela Gallardo; el director de Educación Primaria, Carlos Díaz; y, en representación de la Dirección de Educación Secundaria, Marcelo Juárez; la coordinadora del programa, María Alejandra Moyano; y 26 científicos y docentes que participaron del programa.

La propuesta promueve el trabajo creativo y colaborativo entre docentes de los diferentes niveles educativos e investigadores de la comunidad científica de la UNT. Este año se implementó en 26 instituciones educativas de la provincia en donde los estudiantes tuvieron participación activa en su propio proceso de aprendizaje y estimulación del pensamiento crítico.

Las actividades realizadas se basaron en temas que forman parte del currículo escolar y están relacionadas con diversas disciplinas científicas para potenciar el proceso educativo en escuelas de nivel inicial, primario, secundario e Institutos de formación de toda la provincia.

“Este programa es importante, no sólo para la Universidad, sino para la educación de nuestro país, porque está en toda la República. En Tucumán es fundamental tanto el trabajo con los docentes como con los estudiantes, porque ambos descubren un nuevo mundo. Los científicos se acercan, hacen tareas de investigación junto con los niños; y les agradecemos esa larga tarea, reconociendo la importancia de descubrir la realidad desde otras perspectivas”, valoró Montaldo.

Además, la ministra destacó que a través de este trabajo “los docentes y los chicos amplían la mirada, los entusiasman con las tareas de investigación y descubren otra realidad”.

“Antes sólo veían una semillita; después empiezan a ver la germinación y todos los factores que intervienen; son múltiples las investigaciones. Así que tanto los docentes, como los niños y adolescentes se ven enriquecidos con esta tarea. Eso es formar y construir ciudadanía”, concluyó.